María Sabina 

María Sabina 

María Sabina precursora en el uso de los hongos alucinógenos en la medicina natural

Maria Sabina <3Curandera, "hongos alucinogenos" | Stuffed mushrooms, Sabina, American indigenous peoples

Hongos Alucinógenos usado en la medicina natural

María Sabina  Fue una curandera de la etnia mexicana indígena mazateca, en el estado de Oaxaca, nació en 1894, registrada en Huautla de Jimenez y murió a los  91 años de edad el 22 de noviembre de 1985.

Se convirtió en celebridad que trasciende fronteras, sobre todo de las personas que pugnan por el uso abierto y legal de sustancias psicoactivas, es la precursora madre del uso de los hongos alucinógenos en la medicina natural y a tan solo 30 años de edad curo a su hermana de una grave enfermedad con lo que ella llamo “30 pares de niños santos”.

Quien fue María Sabina

Nació en una familia de médicos tradicionales en base al uso de plantas y hongos donde recibió desde muy joven una educación rigurosa sobre su uso. Quedó huérfana de padre con tan solo tres años por lo que fue criada, junto a su hermana, por sus abuelos maternos. Durante su infancia estuvo ayudando a sus abuelos con el negocio y con las labores de la casa.

María Sabina encontraba la paz sanando, más allá del uso de hongos

“Huautla está habitada por la raza indígena mazateca que hoy conserva pocos vestigios de su cultura antigua, a excepción de la práctica de un ritual religioso que consiste en ingerir cierta variedad de hongos en ceremonias nocturnas. Los hongos sagrados son suministrados por un curandero que la etnología conoce por chamán. El origen del shamanismo es remoto y en México ya se practicaba en la época prehispánica.

María Sabina es chamán y utiliza los hongos para comulgar con los dioses tribales. Conocida en 1955 por el investigador R. Gordon Wasson de Nueva York ha sido persona referente para costumbristas y científicos, dando origen a un nuevo tema: la etnomicología, la relación entre los pueblos y los hongos.

El cineasta mexicano Nicolás Echevarría construye en este documental por medio del cine directo, un retrato de la célebre curandera María Sabina, la sacerdotisa del hongo alucinógeno y la más conocida de las chamanes oaxaqueños”

Así lo relata un artículo y video de antropología donde se habla sobre su vida

 

Documental sobre María Sabina

Como era costumbre en los pueblos de esta época fue entregada al matrimonio sin consentimiento a los 14 años de edad y tuvo tres hijos. Pero seis años después quedó viuda (1914), si viuda a los 20 años y con 3 hijos. Para sobrevivir y mantener a su madre y a sus hijos, ella tuvo una vida muy dura, trabajó en el campo y en la venta ambulante para poder llevar el sustento al hogar, se responsabilizó de su familia completa.

Formo de nuevo un hogar con otro hombre y para su suerte quedo viuda por segunda vez, después de esto se dedicó totalmente a la curación por medio de los hongos “niños santos” como ella los llamaba. María acompañaba sus curaciones con cultos cuyo origen ella misma desconocía, en las etnias y tribus que se practican estos rituales muchas veces simplemente se transmite el conocimiento sin dar una explicación del porque se realizan esos rituales.

El hongo maravilloso libro sobre plantas meidicnales

Teonanácatl Micolatría | Robert Gordon Wasson

En 1952 el antropólogo estadounidense Robert Gordon Wasson, que venía realizando un estudio sobre el uso de los hongos en diferentes culturas desde 1927, y tomando en cuenta la fama que rodeaba a la curandera quiso concertar una cita con ella para que le mostrara parte del uso proporcionando muestras de los hongos que usaba, con lo que quince años más tarde el antropólogo escribió un libro con esta información, el cual llamo: El hongo maravilloso: Teonanácatl Micolatría en Mesoamérica. Esto provocó que la prensa vulgarizara la noticia como ya es de costumbre en las noticias amarillistas y esto trajo como consecuencia el desplazamiento de miles de hippies hacia las montañas oxaqueñas para consumir los alucinógenos.

el hongo maravilloso | r gordon wasson

María Sabina murió en una condición económica deplorable y de pobreza, ya que ella no tenía ningún sistema de cobro establecido, muchas veces curaba sin cobrar por sus servicios, recibiendo a cambio solo lo que le daban su pacientes y tomando en cuenta la situación económica de estos pueblos indígenas en esta época no era un negocio rentable pero su vocación de ayuda y servicio la llevo a continuar

 

 

Suscríbete en Telegram