Saltar al contenido

Las mejores hierbas, sus efectos y contraindicaciones.

07/05/2021
Las mejores hierbas, sus efectos y contraindicaciones.

Desde la antigüedad, cuando los conocimientos médicos sobre el funcionamiento de nuestro cuerpo eran todavía muy limitados en comparación con los actuales, diferentes personas utilizaban diversos remedios para aliviar los síntomas de las molestias, el dolor o ciertas enfermedades.

Gran parte de ello se basaba en el uso de las propiedades de las plantas medicinales, cuyo conocimiento permitía aliviar muchas dolencias en muchos casos.

Desde entonces, se han utilizado diversas plantas consideradas medicinales, que siguen utilizándose en la actualidad. Sin embargo, es importante tener en cuenta los efectos que tienen en el organismo, cómo se utilizan y el hecho de que su potencial terapéutico es limitado. En este artículo, le presentaremos algunas de las hierbas existentes y algunas de sus propiedades.

¿Qué es una hierba medicinal?

Una hierba medicinal es cualquier hierba con propiedades beneficiosas que puede utilizarse directamente o en forma de infusión para restablecer o mejorar la salud de una persona que padece una determinada enfermedad.

El uso de estas sustancias se conoce desde la antigüedad, más de la mitad de las plantas medicinales se mencionan en el papiro de Ebers (Egipto, c. 1550 a.C.). Y con el paso del tiempo y la observación de nuevas especies y variedades, podemos encontrar aún más.

Los conocimientos sobre su uso y manejo se han transmitido de generación en generación y se han ido perfeccionando hasta llegar a la actualidad. Aunque parezca que el uso de las plantas medicinales es cosa del pasado, lo cierto es que, según la OMS, el porcentaje de población que utiliza una determinada planta medicinal es bastante elevado. En muchos casos, ni siquiera somos conscientes de ello, como tomar manzanilla para los dolores de estómago o té de tilo para relajarse.

Aunque el uso de estas hierbas suele ser beneficioso, es importante saber que tienen sus limitaciones: normalmente la concentración del principio activo es muy baja y su efecto es más limitado que otras alternativas. También hay que prestar atención a las posibles interacciones farmacológicas (por ejemplo, hay que consultar al médico cuando se toma hipérico y antidepresivos).

Además, no hay normas específicas para el uso de las plantas medicinales, por lo que se puede abusar de ellas, y no se tienen en cuenta las posibles interacciones con los medicamentos y otras contraindicaciones. Por último, y ya lo he mencionado, el uso de las plantas medicinales no es puramente terapéutico: no pretende sustituir la visita al médico ni la toma de medicamentos.

plantas medicinales (y sus propiedades beneficiosas)

Como decíamos antes, hay muchas hierbas que tienen propiedades interesantes y pueden ayudarnos a aliviar o prevenir diversos problemas.

manzanilla

La manzanilla es una de las plantas medicinales más famosas por las propiedades de sus flores. Su acción es especialmente relevante en el tratamiento de los trastornos gastrointestinales.

También tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y relajantes. Puede utilizarse para dolores gastrointestinales y musculares, calambres y dolores de cabeza, eczemas, encías doloridas, heridas y sinusitis. También reduce los niveles de colesterol y tiene propiedades anticancerígenas.

Aloe vera

Otra de las plantas medicinales más populares es el aloe vera. Es una conocida planta con propiedades antiinflamatorias que se utiliza en diversos productos de cuidado personal por su efecto positivo en la regeneración de la piel. Ayuda a aliviar las manchas de la piel, las quemaduras y las heridas.

También se encuentra en ciertos alimentos: cuando se ingiere, mejora la función intestinal y refuerza el sistema inmunitario.

El ajo

Una de las plantas que más utilizamos en la cocina es también una de las hierbas más populares. El ajo refuerza el sistema inmunitario y favorece una circulación sanguínea eficaz (tiene un efecto anticoagulante), también es antibacteriano y antibiótico y tiene propiedades antioxidantes.

Problemas comunes como la hipertensión arterial o la presencia de infecciones son algunas de las circunstancias en las que tomarla puede ser beneficioso. Al ser un antioxidante, también reduce la tasa de envejecimiento celular.

Eucalipto

El eucalipto es otra de las plantas medicinales más famosas, especialmente por su acción contra las enfermedades respiratorias. El asma, la bronquitis o la gripe son algunos de los problemas típicos para los que se utiliza. También tiene propiedades antimicrobianas y favorece la secreción de fluidos como la mucosidad (ya que es un fuerte expectorante).

Por último, también reduce los niveles de azúcar en sangre, lo que puede ser beneficioso para los diabéticos. Se utiliza en alimentos, medicamentos e incluso productos de cuidado personal.

Cola de caballo.

Esta hierba, especialmente su cepa, es especialmente conocida para las personas con cistitis u otras infecciones del tracto urinario. También tiene efectos positivos sobre la piel y las uñas, es un buen regenerador celular y fortalece los huesos. Es rico en silicio y es muy diurético y desintoxicante y ayuda a eliminar las toxinas. Tiene propiedades astringentes que ayudan a detener las hemorragias.

Hipérico .

También llamada hierba de San Juan. Esta hierba medicinal tiene varias propiedades, pero lo que destaca es que tiene propiedades antidepresivas (debido a esto, se aconseja precaución cuando se combina con antidepresivos, no se recomienda durante más de seis meses), bloquea la recaptación de monoaminas.

También se ha demostrado su utilidad para los problemas de ansiedad e insomnio y para mejorar los trastornos del ciclo menstrual. También es conocido por sus propiedades analgésicas y reguladoras de la acidez estomacal, así como por su papel en la eliminación de la diarrea y los vómitos. También se ha demostrado en animales que los extractos de hipérico pueden ayudar a mejorar la resistencia a la insulina.

Jengibre

Esta especia es muy útil ya que tiene varias propiedades que la convierten en una hierba medicinal cada vez más importante. Además de sus propiedades antibacterianas, antivirales y antiparasitarias, tiene propiedades antiinflamatorias y antieméticas (reduce las náuseas y los vómitos).

Los problemas digestivos, la fatiga, los dolores de cabeza y los calambres menstruales son algunos de los problemas para los que se ha comprobado que ayuda.

Lea más sobre jengibre en este post.

Tomillo

El tomillo tiene propiedades antioxidantes y antisépticas. Es rico en flavonoides, vitamina C, hierro y magnesio. Estimula el apetito y también se utiliza como expectorante. Por sus propiedades antisépticas, se utilizaba en la antigüedad para tratar las heridas. También es útil para tonificar la piel y el cabello.

Lavanda

La lavanda tiene propiedades relajantes y es útil para el estrés y el insomnio. También tiene propiedades curativas y antihelmínticas, favorece la circulación sanguínea y el buen funcionamiento del sistema respiratorio. También tiene propiedades que mejoran la digestión y la secreción de jugos gástricos.

Cal

Otra conocida hierba medicinal con propiedades relajantes es la flor de tilo. En forma de flores o infusión, se utiliza habitualmente para reducir los niveles de estrés y ansiedad, así como para relajar el cuerpo. También facilita el sueño y es un diurético con propiedades antiespasmódicas. Además, favorece la excreción de toxinas a través de la transpiración (que también potencia).

diente de león

El diente de león es una hierba muy nutritiva (se sugiere que puede tener más hierro que incluso alimentos como las espinacas) que tiene una serie de propiedades curativas. Está especialmente indicado para tratar problemas hepáticos y renales (como cálculos o arena), mejora la diuresis y la desintoxicación del organismo y tiene propiedades estimulantes.

Sin embargo, está contraindicado en mujeres embarazadas y en personas con trastorno bipolar que tomen sales de litio y puede interactuar con otros medicamentos.

ginkgo biloba

Las hojas de esta hierba tienen propiedades beneficiosas para mejorar las capacidades cognitivas. Se cree que mejora la memoria y la concentración, aunque el consenso no es tan amplio como se cree. También es un antioxidante y mejora la circulación.

También existen contraindicaciones, especialmente cuando se toman anticoagulantes u otros fármacos que ya facilitan el flujo sanguíneo.

Brote.

La planta con la que se elabora la famosa bebida argentina también es muy saludable. Se trata de un potente antioxidante que también mejora el sistema inmunitario. También tiene un efecto estimulante como el té o el café y ayuda a reducir el colesterol. Promueve la actividad física y mental y es también un diurético.

agave

El agave también tiene propiedades medicinales. Tiene una reputación especialmente buena para curar heridas y úlceras y puede utilizarse como desinfectante (aunque puede volverse tóxico si se utiliza de forma inadecuada). Su jugo, además de ser un posible antiséptico, es útil para estimular la flora intestinal y reducir los niveles de colesterol y triglicéridos.

 

Algunos estudios demuestran que favorece la calcificación de los huesos y regula la producción de insulina (por lo que los diabéticos y las personas con problemas óseos pueden beneficiarse de esta hierba). Antiguamente se utilizaba para tratar la sífilis, la ictericia o la tuberculosis. Sin embargo, esta hierba también tiene contraindicaciones y puede provocar dermatitis.

arándanos

Los arándanos también tienen propiedades medicinales. Su fruto no sólo es comestible, sino que además es un potente antioxidante que también es diurético y útil para prevenir problemas urinarios y renales. Es antibacteriano y ayuda a tratar las infecciones. También tiene un efecto astringente.

Tiene un efecto positivo en la visión y ayuda a regenerar las células de la retina. También es beneficioso para el sistema circulatorio y para el tratamiento de úlceras y eczemas. No sólo se pueden utilizar los frutos, sino también las hojas: se ha comprobado que son hipoglucemiantes y reducen los niveles de azúcar en sangre (útil para los diabéticos).

Holly.

Algunas variedades de esta hierba se han utilizado para tratar una amplia gama de problemas, desde antipiréticos hasta laxantes, y como remedio para ayudar a combatir la ictericia. Tiene efectos diuréticos y relajantes, reduce la presión arterial y ayuda en los problemas digestivos.

Ginseng

Esta planta se utiliza como ingrediente en infusiones para aumentar la energía y mantenerse activo. También reduce la presión arterial y refuerza el sistema inmunitario al estimular la producción de linfocitos.

Menta

La menta poleo se ha utilizado durante mucho tiempo por su capacidad para aumentar el apetito y mejorar la absorción de nutrientes por parte del organismo, lo que mejora la digestión.

Ortiga

La ortiga es una planta con mala fama porque sus hojas provocan urticaria, pero además de esta propiedad irritante también podemos encontrar propiedades medicinales. En particular, la ortiga tiene la capacidad de actuar como vasoconstrictor, lo que resulta útil en los casos en que se necesita detener una hemorragia.

Por otra parte, al contener mucho hierro, también puede utilizarse para combatir la anemia.

dedalera

Esta planta es rica en digoxina y digitoxina, que tienen efectos diuréticos y favorecen la circulación sanguínea.

sándalo

Las propiedades antisépticas del sándalo hacen que el aceite esencial de esta planta sea una buena ayuda para desinfectar las heridas. También es un diurético eficaz.

amapola

La amapola es una planta que crece de forma natural en diversos entornos y que se ha utilizado como ingrediente durante miles de años por sus propiedades narcóticas para aliviar el dolor. Estas sustancias sirvieron de base para el desarrollo de las sustancias psicoactivas utilizadas, por ejemplo, en la codeína y la morfina.

Manzana

Las semillas de eneldo se han utilizado con fines medicinales desde la antigüedad, especialmente para los dolores relacionados con la menstruación (dismenorrea) y los calambres.

Se suele consumir en forma de infusión, aunque a veces también se utiliza para hacer mezclas que se aplican en heridas y quemaduras para favorecer la regeneración de la piel y limpiar las zonas abiertas.

apio

El apio es un ingrediente habitual de algunos platos conocidos en la cocina, pero también puede considerarse un miembro del grupo de las hierbas medicinales. Esta verdura se utiliza como digestivo y laxante por su alto contenido en fibra. También es conocido el efecto diurético de esta hortaliza de tallo grueso.

Ajenjo

La artemisa, también conocida como hierba sagrada o artemisa amarga, es una planta medicinal conocida en todos los continentes y utilizada desde hace miles de años.

En particular, se utiliza para estimular el apetito (como estimulante del apetito) y, en algunos casos, para eliminar las plagas. También es un ingrediente utilizado en bebidas alcohólicas como la absenta.

kava

El kava es una planta medicinal originaria de la Polinesia. Sus raíces se utilizan principalmente para hacer mezclas con efectos anestésicos y sedantes y para uso oral.

Por supuesto, la forma en que esta hierba nos afecta depende del tipo de cepa derivada de la planta utilizada, ya que hay muchos grupos que han sido plantados en condiciones muy diferentes y como resultado de la selección artificial han obtenido variantes genéticamente diferentes.

calle

La Ruta es una planta arbustiva con hojas de las que se puede obtener un aceite esencial utilizado en la medicina popular. En particular, esta sustancia se utiliza como antiespasmódico y sedante.

Caléndula .

La caléndula es otra hierba medicinal que se utiliza como ingrediente en la cocina además de los remedios caseros. Su flor es popular por sus propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes, por lo que se aplica a las heridas.

Rosa

El fruto de la rosa mosqueta se utiliza para aliviar el dolor causado por afecciones como la artritis y algunas infecciones. Esta planta es también una de las más ricas en vitamina C, por lo que quienes tengan carencia de ella pueden añadirla a su dieta en forma de té, mermeladas o sopas.

vid de agua

La liana de agua (Cissus verticillata) es una planta trepadora originaria de América Central, Colombia y Venezuela. Se utiliza como anticonvulsivo y para tratar las hemorragias.

olmo

La corteza de este árbol se utiliza por sus propiedades antibacterianas, pero también puede emplearse como complemento alimenticio y para las irritaciones de garganta (produce una mucosidad que protege los tejidos).

hinojo

El hinojo es una planta medicinal común en los ecosistemas mediterráneos. Se valora por sus propiedades diuréticas y por ayudar a eliminar los gases y la digestión.

Hierba de limón

La hierba de limón (Melissa officinalis), melisa u hoja de limón, es una hierba perenne que se utiliza en infusiones para conseguir un estado de relajación. Se conoce desde hace siglos como remedio calmante.

aceite de ricino

El aceite de ricino es un conocido laxante que se toma internamente a pesar de su desagradable sabor. Sin embargo, su preparación es muy peligrosa, ya que utiliza semillas que contienen un fuerte veneno. Si no se eliminan estos ingredientes venenosos del preparado, no debe utilizarse como remedio casero.

konjac

El konjac (Amorphophallus konjac), también llamado lengua del diablo, es una planta originaria de China y del sudeste asiático que se utiliza como complemento alimenticio por su alto contenido en fibra. Se suele utilizar para producir gelatina en sustitución de productos animales.

lechuga silvestre

La lechuga silvestre (Lactuca virosa) es una planta con propiedades psicoactivas que se utiliza como sedante en determinadas condiciones. Sin embargo, no se recomienda su uso en el hogar y está prohibido en varios países.

Feriga gu-sui-boo.

Esta especie de helecho, cuyo nombre científico es Drynaria roosii, se utiliza desde hace siglos en la medicina tradicional china para regenerar los huesos tras las lesiones, y hay estudios que confirman esta propiedad curativa.

La prisa por el mate.

Esta especie de caña se utiliza en algunas regiones de Asia occidental como ingrediente de la comida para personas cansadas y con poca energía.

apong apong.

Partes de este árbol tropical se utilizan para matar parásitos como los piojos y la sarna.

khat

Este arbusto crece en varias partes de África y se utiliza como psicoestimulante. Sin embargo, el hecho de que sea relativamente débil ha hecho que sea legal en muchos países occidentales, donde los derivados de la cocaína (de la planta que no es cocaína) están prohibidos. Sin embargo, el abuso puede provocar un deterioro cognitivo a largo plazo.

kaempferia rotunda

Esta planta medicinal se prepara para aplicarla sobre la piel para aliviar el picor.

Hierba de San Juan

La Circaea lutetiana se ha utilizado durante siglos para reducir la fiebre y aliviar las afecciones reumáticas.

kadsura longipedunculata

Este arbusto, originario de China y de partes del sudeste asiático, se utiliza para tratar problemas gastrointestinales (digestión lenta) e infecciones.

guaco

Las infusiones de esta planta rastrera, también llamada vid, se utilizan como antiinflamatorio. Desde la antigüedad, cuando los conocimientos médicos sobre el funcionamiento de nuestro cuerpo eran muy limitados en comparación con los actuales, los distintos pueblos han utilizado diversos remedios para aliviar las molestias, el dolor o los síntomas de las enfermedades.

Gran parte de esto se basaba en el uso de las propiedades de las plantas medicinales, cuyo conocimiento en muchos casos ayudaba a aliviar muchas dolencias.

Varias plantas consideradas como remedios medicinales siguen utilizándose hoy en día. Sin embargo, hay que tener en cuenta sus efectos sobre el organismo y la forma de utilizarlos, así como el hecho de que su potencial terapéutico es limitado. En este artículo, le presentaremos algunas de las plantas medicinales existentes y algunas de sus propiedades.

 

error: Content is protected !!